miércoles, 16 de septiembre de 2009

Autovías Eléctricas y Arbitrariedad

La compañía Red Eléctrica Española se propone tender una línea de muy alta tensión entre la central térmica asturiana de Lada y la de Velilla del Río Carrión, en Palencia. La obra se materializaría en levantar torres de altura similar al Edificio Faro a una distancia de medio kilómetro entre sí, dejando un pasillo desbrozado de unos cincuenta metros de anchura a lo largo del trazado: se pretende recorrer unos 40 kms. en Asturias y 80 en León, así como apenas 10 en Palencia.
Los argumentos con los que se justifica la línea son que es necesaria porque el consumo eléctrico está creciendo, porque se requiere para evacuar la energía de nuevas centrales que se construirían en Asturias y porque se mejora el mallado de la red eléctrica. La zona leonesa afectada se opone y se ha creado una plataforma de asociaciones contrarias a la línea en un intento de bloquear el proyecto.
Si se profundiza en la cuestión descubriremos que el impacto ambiental de la autovía eléctrica es tremendo, ya que se pretende un trazado nuevo; por lo tanto su destructiva ejecución debería estar muy justificada. Sin embargo observamos la falsedad de la primera justificación: que el consumo eléctrico esté creciendo. Por el contrario tiende a estancarse y posiblemente bajará. Además la generación con renovables asciende rápidamente, por lo que no es lógico construir nuevas centrales convencionales, como las pretendidas por Asturias. Por añadidura se debería trasladar la generación a las zonas de consumo deficitarias (Madrid, Cataluña, País Vasco y Cantabria) para evitar unas pérdidas por transporte que inflan la factura de la luz y no ahondar en los desequilibrios actuales con unas provincias superexportadoras (León, Asturias, …) y otras superdepedientes. La última justificación, que es mejorar la calidad del mallado, resulta ser innecesaria, como la propia REDESA cita en sus informes, porque en esta zona no existen deficiencias.
En conclusión, el proyecto Lada-Velilla es inaceptable, de lo que se deduce que lo respalda una decisión caprichosa y/o perjudicial. La Plataforma, a la que asiste la razón, merece el apoyo de la ciudadanía.

1 comentario:

Enrique dijo...

Hola Javier,
Camino Alonso me ha pasado el enlace con tu blog a raíz de tu artículo sobre Sama-Velilla. He mirado otros escritos y me han parecido lo suficientemente interesantes como para incluirte entre mis "Favoritos". Te invito a echar una ojeada a http://www.unecologistaenelbierzo.com.Tiene un enfoque especial de las noticias medioambientales y sociales que probablemente despierte tu curiosidad.
Un saludo.
Enrique.