miércoles, 13 de octubre de 2010

León Inexplorado

El pasado fin de semana tuvo lugar una marcha de celebración del 1100 aniversario del Reino de León en Fuentes de Peñacorada. Guiada por el erudito Eutimio Martino, recorrió seis kilómetros de bellísimos parajes utilizando caminos romanos. La riqueza de vestigios antiguos y de valores naturales desbordó las expectativas de los más de doscientos asistentes. Los comentarios más extendidos giraban en torno a la puesta en valor de una ruta tan atractiva y accesible.
Unos días antes tuvo lugar una excursión que recorrió en coche, con numerosas pero breves paradas, un trazado entre La Cabrera y El Bierzo por el Teleno, vial que alcanza los 1950 metros de altura. Las expresiones de sorpresa por el espectáculo visual fueron frecuentes. Pocos asistentes conocían ese trayecto que, por otra parte, es perfectamente accesible.
En ambos casos y en otros muchos que podrían citarse concurren dos elementos: un conjunto de recursos extraordinarios y el desconocimiento de los viajeros. Sin embargo nada hay en las guías oficiales sobre ambos recorridos y su calidad. Tampoco sobre muchos otros que se salen de lo trillado en innumerables ocasiones. En consecuencia algo falla en la promoción turística de León.
La acción publicitaria de una provincia con el potencial de la leonesa requiere de iniciativa, conocimiento del territorio, planificación y técnica en la ejecución. El efecto que causa la Diputación es de lo contrario. No se puede comprender que la oficina turística quede escondida en una calle trasera de su sede que casi nadie conoce. Tampoco que apenas ofrezca más que lo de siempre. Mucho menos el maremagnum de folletos sin unidad formal, que lo mismo suscribe POEDA, que Cuatro Valles, que …
Sin menospreciar el excelente trabajo de estas instituciones, la Diputación debe transmitir una idea global de qué recursos tiene esta Provincia con dos objetivos: seducir al turista y prolongar su estancia o, en su defecto, inducir al retorno. En definitiva, no se puede dejar el turismo en manos de políticos; hay que contratar y dejar trabajar a profesionales. Mientras no se produzca ese cambio estaremos desperdiciando oportunidades.

4 comentarios:

montaña occidental leonesa dijo...

relacionado con las comarcas de la montaña occidental leonesa, y sin despreciar lo que hubiera para otras, pensaba yo hoy en la fuerza que podria tener articulos en el pais que lei hace tiempo sobre babia y laciana, uno de rioyo relacionado con la institucion libre de esnseñanza y su influencia no solo alli si no tambien en leon capital, donde esta el museo sierra pambley, la fuerza de ese universo que bien podia constituirse en contenido cultural de turismo de mucha calidad, minoritario pero por eso mismo diferenciador, pero hay unos complejos inmensos con el asunto y se habla siempre con la boca pequeña por diferentes cuestiones, ignorancia, remilgos ideologicos, y pequeñez conceptual, una pena, porque gente como rioyo que venia de casa de arroyo en robles de laciana nos podria haber ayudado a ponernos en el mapa con mucho fundamento, incluso artistico, unido a las descripciones y loas a los pasisajes de babia y laciana, pero luego alli no hay mucho que ofrecer con mucha consistencia, con lo cual se pierden esas sinergias. de hecho habla tambien de restaurantes en leon con la cecina y la lengua. igualmente ocurre con los cursos de verano de la carlos III en villablino, ese potencial no esta suficientemente rentabilizado. el otro articulo fue de luis mateo diez en el viajero creo recordar, pero para rentabilizar esas ayudas es necesario que aqui se haga algo mas de lo que se hace. lo primero ser conscientes de lo que hay, valorarlo y luego desarrollarlo.

Anónimo dijo...

aunque espero que no lea esto trapiello y se marque un monumento al bien gusto y a la esperanza como en esta columna que linkeo, donde se prueba que con ejemplares como este leon no necesita mas....jaja!!
http://www.diariodeleon.com/noticias/noticia.asp?pkid=211217

Cisastur dijo...

Es lo que tiene disparar contra todo lo que se mueve sin proponer alternativa alguna. Los escopeteros, que tanto abundan, son destructores de toda actividad. Si tuviese un poco de capacidad autocrítica igual se moderaba el muchacho.

montañes dijo...

http://montesoccidentalesdeleon.blogspot.com/