martes, 3 de marzo de 2009

León 2010 y el Prerrománico Leonés

Recién constituida la fundación para conmemorar de los 1100 años del Reino de León, se echan en falta algunas cuestiones. En primer lugar una mayor anticipación. Preparar estos actos con sólo un año de preparación es prácticamente improvisar. En segundo lugar se aprecia una falta de concreción en los contenidos, pese a que se pretende dar continuidad a las actividades más allá de 2010.
Aparte de elementos más o menos intangibles, como la promoción del conocimiento de esa etapa histórica o la sucesión de conferencias y charlas, se requiere un elemento nucleador del conjunto de los fastos. Se trataría de un icono que se identificase netamente con el Reino de León como institución.
Nada hay más tangible que los edificios del prerrománico leonés. Se trata de un ramillete de construcciones arcaicas, exóticas y un punto raras que se levantaron durante el primer siglo del reino y que aún aguantan en pie. Escalada, Peñalba, Santo Tomás, Palat, Lebeña, Moroso, Helguera, Celanova, Mazote y Wamba forman un conjunto reconocible. De todas ellas el núcleo más importante está en la provincia de León (4), seguido de Cantabria (3), Valladolid (2) y Orense (1).
El resto de lo calificado como “mozárabe” que todavía resiste en pie no es lo mismo aunque se parece. Por esta razón el prerrománico leonés debiera ser el eje de los actos de la fundación. Dejaría así herencia perdurable: la revalorización de un patrimonio que clama por salir del olvido.

1 comentario:

A. Escalada dijo...

Tiene usted razón...
Le invito a leer mis reflexiones en mi blog, picando en mi nombre.