jueves, 19 de febrero de 2009

La normalización del leonesismo

Durante los primeros años de tránsito de la autonomía de Castilla y León las referencias a la reivindicación leonesa eran vistas como una reacción extraña y ambivalente.
Por una parte la mayoría de los leoneses estaban de acuerdo con la posible segregación de León como autonomía uni o triprovincial. Más con el primer supuesto que con el segundo.
Por otra parte suscitaba extrañeza porque la contestación al poder había venido hasta entonces de la izquierda ideológica, cuyos principales representantes se habían puesto a favor de la configuración con Castilla. Además el leonesismo naciente no tenía adscripción ideológica concreta. Se parecía más a un movimiento social sin reflejo partidario, cosa completamente nueva en León.
En definitiva, se trataba de una corriente extraña de filiación desconocida en los esquemas mentales de los 80 y 90. De ahí que algunos pensasen en la necesidad de "normalizar" el leonesismo en la sociedad leonesa. La repetida publicación en la prensa de cartas al director, así como la llegada de periodistas y columnistas abiertamente leonesistas a los medios contribuyó, pienso que definitivamente, a afianzar una normalización del problema leonesista necesaria.
Ha sido ese proceso el que permite ahora que dentro de los partidos nacionales haya dos tendencias claras: la de los castellanistas anexionistas y la de los leonesistas. El PSOE, en la oposición autonómica, es el que muestra más claramente esta normalización/división. El PP la experimentará en cuanto pierda el poder en Valladolid y ya no pueda sostener sus redes clientelares, único recurso que mantiene el discurso popular monolítico.

5 comentarios:

canxeco dijo...

Javier, felicidades por el blog y tus libros. Te comento lo que me parece que pasa en leon y lo que pasará:
NOS ESCUPEN Y LUEGO DICEN QUE SE LES ESCAPO; COMO EL OLVIDO DE LA BANDERA. Pero seamos francos, todo esto esta muy dificil, hagamos una encuesta desde valderas hasta lugueros sigamos por pola, la madalena, villablino, ponferrda, truchas, astorga, bañeza, etc. ¿alguien cree que la gente de leon va acambiar su voto? aqui estamos siempre los mismos...nada va acambiar los leoneses se han rendido, la humillación es constante y aquí no pasa nada, nadie nos tomo nada en serio LEON ES NADA=NADA DE NADA= NOS DESVANECEMOS EN EL VACIO, NO SOMOS NADA PARA NUESTROS VECINOS, NADIE NOS IDENTIFICA CON NADA.....NADA, NADA, NADA,....NO HAY NI UNA BANDERA DE LEÓN EN LOS BARES DE SU CORAZON EL BARRIO HUMEDO, NADIE TE ESCUCHA, TE VEN COMO UN BICHO RARO. ACABO DE LLEGAR DE CALDAS DE LUNA Y NO HAY AIRE PUEBLO AISLADAO, GENTE CON CARA TRISTE COMO UN CUBANO A LA ESPERA DE LA MUERTE DEL DICTADOR NADA SE PUEDE HACER, A LEON SOLO LO SALVARA UN CATACLISMO A NIVEL NACIONAL QUE LLEVE UN CAMBIO TOTAL DEL REGIMEN....ESPERO UN LIBRO EN LA LIBRERIAS DENTRO DE UNOS 10 AÑOS TITULADO "LEÓN DESAPARICIÓN DE UNA REGIÓN Y UN PUEBLO" POR MANTIN VILLA POR EJEMPLO PARA URGAR EN LA HERIDA. canxeco

Cisastur dijo...

Yo no lo veo así. Creo que la sociedad cambia y León cambia. Creo que el modelo de poblamiento rural está en crisis en todas partes. Eso no hay que confundirlo con nuestra situación.
Objetivamente el leonesismo no estuvo jamás mejor: gente afín en los periódicos, en la universidad, en los sindicatos, en la dirección de empresas, bagaje argumental como nunca.
Falla la pata del liderazgo y del partido político, pero ya llegará ... De momento en el PSOE hay gente declaradamente leonesista ¿quién lo diría hace quince años?
No seas impaciente. Estás haciendo historia y eso lleva su trabajo y su tiempo... o así lo veo yo

Alfonso Mielgo dijo...

El leonesismo de nuestra gente es de barra de bar, más allá no se materializa en nada. Por otro lado, lo que no está en los medios no existe, y el "problema leonés" no existe, y si sale tímidamente algo, se le tacha de algo paleto y curioso.
Algunos leoneses de la diáspora con más edad, son los más leonesistas, puesto que necieron leoneses y en vacaciones vuelven a una cosa llamada CASTILLALEON, por el contrario, muchos jóvenes que en León tienen una opinión formada, cuando salen a estudiar/trabajar, se averguenzan, dicen que la política no les interesa... LES AVERGUENZA QUE LES LLAMEN PALETOS A LA CARA...

Lo he visto muchas veces, ya que he vivido 24 años en Valladolid y casi tres en Madrid (a donde he tenido que volver desgraciadamente).

El leonesismo político está hundido, el PSOE se sirve del leonesìsmo y al final se quedará en nada, el leonesismo social está desorganizado, sin recursos y es una minoría...

Pero si nosotros mismos dejamos morir ésto, seremos los responsables, nadie más, nadie nos va a sacar las castañas del fuego, así que la vuelta a la tortilla se le puede dar, hay que seguir adelante, y en ese sentido estoy con Javier

canxeco dijo...

Si yo también no decaigo. Vivo en Bilbao y muchos findes vengo me pongo malo. Se que el leonesismo y sentimiento leones existe solo hace falta organización política. Acabo de pasar por vega de infanzones , he hablado con dos viejecitas sobre estos carteles que pone la junta sobre el páramo y una pequeña historia de los pueblos cercanos. Pues bien las señoras eran leonesistas como nadie lo primero que me dijeron es que esos carteles de la junta ocultan mucha historia. Y que todo era una pena , que si Valladolid, etc vamos son conscientes. Estoy de cuerdo debemos seguir pero sin un liderazgo político no llegamos a ningún sitio y actualmente no lo hay por eso NO SOMOS NADA; SI NO SE TRADUCE EN VOTOS. Si en los periódicos hay gente afin pero como les callan. Javier en el periódico que tu escribes llevan haciendo publicidad de la junta en primera pagina desde hace 3 semanas, que si 2 mil por aquí uno por allá, etc . como tu dices todo llegara, pero yo quiero vivirlo!!!

Cisastur dijo...

No se os puede culpar por vuestro pesimismo, pero esta guerra es para quien resista. Quien resiste gana.
Por otra parte, no pongamos la lupa de aumentos en lo negativo e ignoremos lo positivo. Hay una pérdida objetiva de miedo a hablar. Eso, visto con perspectiva, es una conquista. Hay más gente relevante y más elaboración argumental que nunca. Eso también lo es. A partir de ahí pueden llegar otras cosas.
No descartéis que la faena la terminen otros. Puede que nosotros estemos quemados y no sirvamos para concluir la cuestión. Sin embargo uno defiende esto por convicción. Eso es lo que vale, es lo que importa y lo que debe servir para empujar sin carbonizarse.